Comprar caracoles para el consumo

Comprar caracoles para el consumo

Comprar Caracoles

Los caracoles son un ingrediente típico de la gastronomía española y francesa, también, son un producto habitual de la exquisita y saludable dieta mediterránea. A pesar de su pequeño tamaño, los caracoles son un auténtico manjar y rico en nutrientes.

Los romanos fueron los primeros en practicar la helicicultura, comer caracoles les apasionaba tanto que crearon huertos especiales para la cría y desarrollo de diferentes especies.

Actualmente, las tapas de caracoles un clásico que todos disfrutan comer, especialmente si están acompañadas de una exquisita cerveza fría o una buena copa de vino.

Para no tener que esperar hasta la próxima salida para degustar unos deliciosos caracoles guisados, cada vez son más las personas que deciden comprar una tarrina de caracoles ya preparados para tener siempre en casa, listos para comer, mientras que los más aventureros prefieren comprar caracoles vivos y preparar por sí mismos sus recetas preferidas.

Beneficios de comer caracoles frecuentemente

Aunque los caracoles son de tamaño diminuto, su carne es altamente nutritiva para el ser humano. Algunos beneficios de comer caracoles son:

  • Ayudan a combatir el sobrepeso: la carne de caracol es saciante, baja en grasa y de pocas calorías, ideal para mantener un peso saludable.
  • Estimula el desarrollo muscular: el caracol es rico en proteínas, ideal para el desarrollo muscular y regeneración de tejidos.
  • Fortalece dientes y huesos: gracias a su alto contenido de calcio y fósforo, la ingesta frecuente de caracoles ayuda a fortalecer huesos y dientes.
  • Previene la anemia: la carne de caracol posee una gran cantidad de hierro que eleva la hemoglobina y ayuda a prevenir la anemia.

¿Dónde comprar caracoles para el consumo?

Los caracoles se deben comprar a una empresa experta en helicicultura (cría de caracoles), ya que en estos lugares los caracoles son alimentados con productos que no causan daños al ser humano.

En CARACOLEXPRESS, empresa familiar con más de 30 años de experiencia en compra, venta y preparación de caracoles, se pueden encontrar una gran variedad de tipos de caracoles vivos listos para ser preparados en exquisitas recetas.

Para los que prefieren la comodidad y rapidez, esta empresa también les ofrece tarrinas de caracoles guisados y caracol en caldo que se pueden consumir de manera inmediata.

¿Cómo preparar caracoles para comer?

Preparar una exquisita receta con caracoles es un proceso sencillo, pero un poco largo, ya que cuando se compran caracoles vivos estos deben ser purgados para que eliminen todas las sustancias que hayan consumido, de esta manera, no tendrán sabor amargo ni causarán alergias.

Para preparar caracoles para comer se deben seguir los siguientes pasos;

1. Purgar los caracoles

Al comprar caracoles en malla vivos, se deben colgar en ayunas por una semana en un lugar ventilado. También, se les puede dar un poco de harina para ayudarles a eliminar los residuos que tengan en su organismo y que pueden ser dañinos para el ser humano o aportar un sabor amargo a la receta.

2. Lavar los caracoles

Luego de 7 días, se retiran los caracoles de la malla y se sumergen en agua con vinagre para eliminar toda la baba. Para que no se escapen del recipiente, se coloca un poco de sal en el borde. Repetir este procedimiento 2 veces.

3. Cocinar los caracoles

Una vez estén limpios, los caracoles se colocan en una olla con agua fría y se coloca en el fuego hasta que el agua hierva, esperar 15 minutos y luego apagar el fuego. Lavar nuevamente con agua fría y escurrir. ¡Los caracoles ya estarán listo para ser preparados como se deseen!

No esperes más, si quieres deleitar tu paladar con una exquisita tarrina de caracoles a la serrana, a la bolognesa, al picantón o a la carbonara, contacta ya a CARACOLEXPRESS y haz tu pedido.

Todos los comentarios

Deja una respuesta